lunes, 15 de agosto de 2011

Dudas [post-primarias 2011]

Y de golpe, cual baldazo de agua fría, empiezo a pensar si no seré yo el equivocado.

Pienso que tal vez no es una locura la megaminería. Que quizá no es tan relevante la contaminación del suelo argentino, de la Madre Tierra. Que las poblaciones campecinas que se ven imposibilitadas a seguir cultivando y viviendo de su tierra por la lluvia ácida, son al fin y al cabo la minoría. Que no es una locura que no quede dinero en Argentina, en tanto queden puestos laborales. Y menos que menos que el estado subcidie empresas extranjeras para que exploten nuestro suelo teniendo en cuenta los puestos de trabajo. En este contexto, no veo tan mal que Cristina haya vetado la ley de los glaciares, ni que los decretos del 2003 y 2004 de Néstor que beneficiaban a la Barric. Y cierra un poco más el tema del "patrimonio nacional". La tierra es lo más importante. Y es divino declarar un espacio patrimonio nacional. Como se cotizan esas tierras luego. Todavía me acuerdo de Iruya y su gente llorando; peleando por retener su tierra, el patrimonio; que no sea un nuevo objeto de megaminería. Ahí es donde entra la represión. Porque en Capital y Gran Buenos Aires no tocan a nadie. Pero que pasó con los QOM? Que pasó en Santa Cruz? Todo sea por la Barric. Todo sea por el maldito neocolonialismo de siempre. Quizá la demagogia no sea algo terrible. Ni la demagogia ni 678. Ni que a Barone le pague yo para hablar mal de mi y de la gente que apoyo. Quizá no sea tan baja la política después de todo. Quizá la única forma de que la Argentina siga creciendo sea confrontar y ridiculizar a toda persona que no piense como uno en cualquier ínfimo aspecto. Quizá se trate de eso. Quizá no sea tan malo. Quizá se trate de fomentar la participación política así como el no-diálogo y la intolerancia. Tal vez esté bien burlar leyes. Tal vez evadir la orden de un juez sea factible después de todo. Todo sea por las convicciones. No se, pero seguramente la democracia sirva después de todo. Seguramente haya que tranquilizarse, dejar de hacerse malasangre, y dejar de denunciar. Tal vez sea bueno dejar de denunciar. Pienso que tal vez no es un locura la megaminería.

6 comentarios:

mflorencia dijo...

estoy tan indignada que no sé escribir

F dijo...

Quizás lo único que le importa a la gente es saber si las personas son arios o choripaneros. El cruel debate que sólo tiene importancia en Argentina. Una pena, realmente.

(El domingo me acordé de vos, ya que voté a proyecto sur)

Soy dijo...

Sí, ¿no? Porque otra explicación no le encuentro. Gracias por aliviar mi desconcierto.

Martin McFly dijo...

me dan asco la mitad de los argentinos (?)

Lu dijo...

Te aplaudo por este reflexión.
Si hay algo que me pasa con este gobierno, es no poder tomar posición.
Hay que ser lo suficientemente crítico para poder entender que nos dan cinco y nos quitan diez, y qué diez!
Igual la posición está tomada, solo que a veces me cuesta ponerle palabras.

Te felicito de nuevo.

tecnicas para seducir dijo...

Una verdadera pena...
como seducir