viernes, 17 de diciembre de 2010

Hoy en...

...un día normal en un almacén de barrio normal donde no pasa nada interesante que amerite contar un historia o hacer una entrada sobre el tema...:

"Me quedé sin azúcar"

Martita: ¿Cómo estás Neli?
Nélida: Martita, ¿qué decís?
Martita: Y, acá andamos. Con estos calores...
Nélida: ¡Ay! Está terrible. ¿Vos viste lo que es?
Martita: Decí que mi hijo me puso el aire en el living. Sino ni mirar la tele podía.
Nélida: ¡Qué calamidad, che!
Martita: Neli, ¿sabés que me quedé sin azúcar?
Nélida: ¿Te doy uno Ledezma? Porque del que llevás siempre me queda solo este tamaño.
Martita: Dale, si, no te preocupes. ¿Qué te debo?
Nélida: 5,50 nena.
Martita: Haber, creo que tengo una moneda...
Nélida: No, ¡dejá!, ¡dejá!, me lo pagás después.
Martita: Acá tengo, aca tengo.
Nélida: Bueeeno, muchas gracias. Que sigas bien Marta. Saludos a tu hijo.
Martita: Gracias Neli, ¡igual para los tuyos!
Nélida: Cuidado con el escalón al salir. ¡No se me valla a caer, eh!
Martita: ¡Descuidate querida! Nos vemos.

8 comentarios:

Eleanor Rigby dijo...

Buh, yo me fumo esos diálogos todos los días. Pero los que me fumo terminan en un: que hincha esta vieja!
cuando Martita se va.

Martin McFly dijo...

jajaja capa la nelly(?)

estos calores....

F dijo...

Yo los vivo siempre y lo peor es que me terminan hablando a mí. En mis días de buen humor les sigo la charla, en los otros... sólo digo -sí- con la cabeza.

F dijo...

No! flasheaste jajaja.
No, no tengo. Decía que siempre que voy me encuentro a viejas que hablan y no sé creo que me ven cara de chica comunicativa y se me ponen a hablar.

Soy dijo...

Hola soy la maestra ciruela y en esta oración hay un error garrafal:

Martita: Haber, creo que tengo una moneda...

Harry Haller dijo...

¿Qué error? Por lo menos me di cuenta cual de las 7 palabras que me pusiste era la mal escrita... Ja! Soy un desastre.

F dijo...

Es cierto! a veces es lindo encontrar personas que te cuentan de su vida. Siempre me ponía hablar con los profesores (Generalmente los viejos que viven solos) y ahí es cuando te das cuenta que valen realmente la pena.
Igual tengo días que no quiero que nadie me hable y encontrarme a personas que me quieren hablar me molesta un poco jaja.

Y un consejo para el almacén... No pongas cerca de un chino. Los orientales van a ganar(?)

Eleanor Rigby dijo...

es "a ver" no "haber"