domingo, 10 de octubre de 2010

Cada vez hay menos rock en mi vida.

No se si nos estaremos poniendo viejos. Quizá sea porque mi fín de semana apesta. Pero la nostalgia ante las cosas perdidas se vuelve cada vez más fuertes. Yo se que todo tiempo pasado es peor y que no hay tiempo perdido peor que el perdido en añorar. Pero hay cosas que vas dejando atrás hasta llegar a un punto que decís "¿y ahora que hago con esto que tan feliz me hizo?". Como cuando agarrás los soldaditos para crear historias en el jardín de tu casa y te das cuenta de que ellos ya no te contentan tanto. Ok: la gente cambia. Pero, ¿que hace, cuando cambia, con los soldaditos? "Tomá hijo: un disco de Guasones. Esto escuchaba tu padre". Tengo atorada una chacarera en la arteria aorta. Pero, ¿qué voy a hacer con ella cuando ya no alimente mis células? Cada vez hay menos rock en mi vida, y cada vez mi vida se pone más interesante. Sigo con pocas certezas. Pero se que cosas no lo son. Se por donde no quiero caminar. Se que cosas no quiero escuchar y que otras no quiero vivir. Quizá el día de hoy sea un después. Quizá el día de mañana me focalice en Alfredo Ábalos. Quizá mis ídolos de la infancia se humanicen para que yo pueda mirarlos sin inclinar la cabeza. Pero la nostalgia va a persistir. Salute!

8 comentarios:

Martin McFly dijo...

te falta pomelo a vos

F dijo...

Concuerdo con el de arriba, mentira.

Sentir nostalgia no esta mal, nos hace ver las cosas desde otro punto de vista y ver en dónde estamos ahora y que no es nada malo.
Somos etapas, vamos cambiando pero siempre recordándo lo que eramos antes y a veces nos agarra el sentimiento de querer volver pero sabemos que de alguna o otra manera nos vamos acostumbrando al cambio y nos gusta.

Soy dijo...

Yo extraño el rock en mi vida también. Yo no tengo una chacarera, tengo una zamba. No sé qué hacer con todo este cambio que me cambió. No puedo manejarlo muy bien del todo.

Dai dijo...

Es tan cierto. La nostalgia persiste y cuando nos damos cuenta comenzamos a escuchar Tango. Salud!

P dijo...

La gente cambia y evoluciona. Y eso está bien. Te vas dando cuenta que la fórmula se va repitiendo; y se me ocurre que te va a pasar también lo mismo con la samba, la chacarera, el carnavalito y también lo que venga después.

Te vas metiéndo en mundos diferentes y te vas quedando con lo mejor de todo eso. No todo es rock; y lo que representa ese Ruack, "smells (demasiado) like teen spirit", y el teen spirit de a poco desaparece a medida que los pelitos te van saliendo.

Y está bueno que eso pase, está bueno cambiar. Como discutíamos el otro día con las bandas que cambian su estilo: si vos toda la vida te quedás con ese Ruack pomelero te perdés de todo lo que viene después. Y hoy tenés lo que podes sacarle de bueno a eso, todo lo que tenés hoy, y lo que va a venir.

Por otro lado, creo que tu nostalgia no es producto de la música que no te atrae tanto como antes, como sí del momento de tu vida que representa y del que en realidad estás nostálgico.

F dijo...

Totalmente. Estos días que estoy sin celular la verdad que estoy lo más cómoda lo extraño sólo a la mañana cuando iba con la música en el bondi pero después ni un poquito.
Obvio que siempre hay que elegir la vida por arriba de todo (La vida se sentir) aunque ya me estoy asustando porque la muerte me esta pasando cerca últimamente. El sábado eso y hoy me explotó un enchufe. Suerte que no me pasó nada, la saqué barate. Pero muerte no te quiero cerca chau-chau(?)

F dijo...

La vida de sentir*

Soy dijo...

Mirá te admito que yo soy celosa, peeeeeero tengo mis limites. El chico le prohibe a mi hermana cosas como cortarse el pelo y usar pantalones cortos... y además la trató de mujerzuela (usó un termino más agresivo e insultante) que muestra mucho. Yo le encajo un bife y que se qeude en el molde! jaja