jueves, 9 de septiembre de 2010

Ironías de ayer, de hoy, y de mañana.

Oíd, mortales!, el grito sagrado:
¡Libertad!, ¡Libertad!, ¡Libertad!
Oíd el ruido de rotas cadenas,
ved en trono a la noble IGUALDAD.

3 comentarios:

Eleanor Rigby dijo...

genial genial genial el capitulo de ayer. Para que yo te diga que un DIRECTOR me gusto y que no pare de hacer comentarios cinematograficos con los colores, camaras, escenas, planos (sin saber casi nada de cine)tiene que haberme gustado.

P dijo...

Si estamos hablando de la serie de Telefé de historia que llego a ver por la mitad todos los miércoles, lo que llegué a ver está bárbaro. Daría bajarla de Taringa y verla tranqui en casa.

Y el himno, es totalmente aspiracional; y me parece bien que así sea. Nunca puede haber total libertad ni total igualdad, pero está bien aspirar a acercarse lo más posible.

F dijo...

Lo único que me gusta del himno es la música, creo que cada vez le encuentro algo nuevo y me gusta más; pero quedó ahí.