lunes, 12 de abril de 2010

Sebastián Martín.

Dícese de un hombre muy pero muy contento por tener en sus manos entradas para el BAFICI. Sobre todo después de haberse colgado unas cuantas semanas; a pesar de que las pelis que más le interesaban están agotadas. La adrenalina del Abasto, los carteles, las postales, los "Sin Aliento", los folletos, los libritos en mano de cientos de espectadores...

2 comentarios:

P dijo...

No, todo mal con vos, todo mal. Hubieses avisado que ibas, me re prendía.

Bueno, de última me decís que vale la pena ver y si se puede conseguir por otro lado.

Que andes bien Sebastian Martín! Seguí abstinente del pucho, si logras salir ahora, en 10 años te lo vas a auto-agradecer. Felicitaciones de nuevo por lo conseguido, y huevo para seguir consiguiendo!

Eleanor Rigby dijo...

buenísimo, gracias por comprarlas.