sábado, 7 de noviembre de 2009

La revolución también es un negocio.

Y de los Grandes. ¿Vale la pena gastar 3 millones de dolares haciendo un film solo por un mensaje? ¿Vale la pena transar con un medio masivo para poder, después de mucho tiempo, expresar más o menos lo que pensás? ¿Vale la pena estudiar comunicación social para trabajar de periodista en Clarín? ¿Vale la pena hablar de revolución cobrando entradas impensables? ¿Vale la pena si quiera decir algo? ¿Vale la pena hablar de algo? ¿Vale la pena cantarle al CHE GUEVARA con su rostro sobre la remera? ¿Vale la pena jactarse de revolucionario y luquearte con estrellas por doquier?
¿Qué vale más?
¿Vale la pena la revolución?
¿Vale la pena la rebelión?
.Ella también es un negocio.
.Pero sí: vale la pena.

.Santi, gracias por tus charlas, por tus palabras.
.Google, gracias por el espacio. Vas a caer pronto.

1 comentario:

N.A.R dijo...

El otro dia me llegó un mail de santi que tenia toda la pinta de ser alto virus (incluia 2 archivos zip con nombres de personas, no se, no lo abrí)

me gustó tu ocurrencia.

nos vemos esta noche, y te felicito a vos y a los chicos del grupo por la nota de ayer. Sigan asi! aunque pudiste haber hablado vos, asi eras un poquito famoso, y yo podia decir: miren chicas, él estuvo en telenoche, y habló, y tuvo una nota, y es un tipo genial!

nos vemos en horas varias!